jueves, 20 de septiembre de 2007

Nuevamente ¿?

Ya pasadas las Fiestas Patrias me surge la duda: ¿Qué mierda es la chilenidad? ¿Comer empanadas? ¿Tomar chicha? ¿Bailar cueca? Creo que la respuesta no está en aquellas acciones, sino en algo más profundo. O mejor dicho "importante". ¿Pero qué es ese algo más importante? Parto por la más común de las preguntas por todos los medios de comunicación que se vanaglorian o de ser rupturistas o de ser "cultos". La típica encuesta efectista y desabrida frente a la Moneda donde le preguntan al chileno promedio "qué se celebra el 18 de Septiembre". Las respuestas son avergonzantes obviamente: desde que es el cumpleaños de Bernardo O'Higgins hasta que es el día del Golpe de Estado llevado a cabo por el asesino Pinochet. Florido -y colorido- repertorio de la ignorancia nacional. Pero poniéndonos en el caso que alguien respondiese "se celebra el aniversario de la Primera Junta Nacional de Gobierno llevada a cabo por los criollos residentes en fidelidad al Rey de España debido a la designación por parte de Napoleón de "Pepe Botella" como Rey de España y sus colonias" considero que procedería la siguiente pregunta: ¿Quién chucha fue Ignacio Zenteno?" El dueño de una panadería he escuchado como una de las respuestas. Ese wn fue el que junto a Bernardo O’Higgins, Miguel Zañartu e Hipólito de Villegas firmaron el Acta de Independencia de Chile en 1823, año que debiese considerarse como el real año de Independencia. Por eso la calle chica que está contigua a la Moneda se llama Zenteno, no por cualquier motivo. Y poniéndonos de nuevo en el positivo caso de que la respuesta de un chileno promedio fuese la correcta... ¿Es acaso ese chileno más patriota que el milico que está recagado de frío en la Antártica haciendo posesión efectiva de suelo antártico en favor del país? ¿O es más chileno que el milico que patrulla la línea de la Concordia todas las noches? No es que me encuentre en un arranque chauvinista, pero me parece interesante la interrogante. O acaso aquellos ejemplos anteriormente mencionados son más patriotas que ese abuelo campesino que con suerte sabe leer o escribir le enseña a su nieto a tocar tonadas, cuecas y payas en guitarra. No lo sé, pero lo que sí sé es que ojalá no me encuentre el próximo año con que en la primera fonda que vaya escuche a un pelotas como Don Omar metiendo ruido (sí señores, RUIDO) con su cagada de Gasolina o el siguiente ritmo desechable de turno, tal como lo fue el Axe, las Boys Bands, el Tecno y cuanto engendro más.
Y ojalá que aprendamos algo más de nuestro país y no seamos como ese típico piojo resucitado que apenas le suben el sueldo no haya nada mejor que cambiarse de barrio hacia el sector acomodado de la ciudad, comprarse la SUV (Suburban Van, esos típicos cacharros monstruosos petroleros y con más espacio que furgón escolar y que terminan llevando al pelotas de turno y su esposa peliteñida con 1 o 2 cabros chicos cochinos y sin modales) e ir de vacaciones al Caribe en vez de dedicarse de conocer su país.
A modo de anécdota, recuerdo mis visitas a lugares tan recónditos como maravillosos como Cunco, Huallenmapu, Liucura, Entre Lagos, Curacautín, Traiguén, Quidico, Capitán Pastene (tarea pa la casa pa'l despistado que lea esta huevada: averiguar por qué el pueblo se llama así), Curanipe y demases que no recuerdo en este momento donde la gente vive sin insidias, sin farándula, sin tele o diarios y donde los vecinos se ayudan entre ellos y los pacos no son pacos, sino Carabineros en toda su expresión de la misma manera en que los milicos son milicos, sino Ejército de Chile colaborando con la comunidad de manera efectiva. Si he conocido esos pueblos no ha sido porque estén incluidos regularmente en paquetes turísticos (difícil encontrar en un paquete turístico pueblos en los que no hay electricidad, se encuentran en medio de la nada y ni siquiera hay caminos de ripio, sino sólo bosques rodeando comunidades mapuches... que por cierto no son esos ogros que sólo quieren quemar las casas de los esforzados empresarios, pomada que nos venden los medios de comunicación y el Ministerio del Interior), sino porque he llegado a éllos en circunstancias maravillosas que merecerían un comentario aparte (ya veré si me animo). Obviamente con esto doy las pautas de qué es lo que quiero pa la sociedad chilena, pero tengo claro que no es lo correcto, sino lo que más me agrada. Y es mi derecho expresarme, total esta huevada es mía y escribo en ella lo que se me plazca (aunque nadie lea esto). Me despido ahora, escuchando Los Jaivas y acordándome de todos los pies de cuecas bailados en la Fonda Huachaca

3 comentarios:

* ROCKERILLA * dijo...

¿Cómo que nadie?
Tienes razón, nadie, porque yo soy nadie y me siento una doña nadie.
Por la chucha que me gustó esta entrada. Concuerdo mucho contigo... bueno, a pesar de qe mi respuesta a aquella pregunta sea tan mediocre como: "se celebra la Independencia de Chile".

Me excito con tu cultura compadre, puta que me excitan los hombres que saben de historia o que son buenos para reflexionar en cosas tan simples de la vida y sociedad. Quizás por eso duro tan poco con los huevones, porque nunca puedo llegar a una conversación incoherente, pero culta. No sé si se entendió eso, pero da igual.

En lo personal, estas fechas para mí son las mejores del año, (hasta en eso soy contraria a mi familia, porque TODOS ellos prefieren la navidad) porque se comparte más, se echa más la talla y no sé, disfruto caleta viendo los adornos con los colores patrióticos o a las personas vestidas de huasos.

Gus, puta que te quiero compadre, no sé... me siento tan identificada contigo, eres como un hermano pa' mí... legal.

Leí tu comentario completito, y pucha que te entendí... onda caché esa movida de los viejos chantas del banco, sumándoles las puteadas de tu vieja, ahhh chucha, puta era cómo leerme a mí.
Me da pena la wea esa de que en el último año te haya ido como el forro... no sé, igual por mi "crisis pasajera" tengo un ramo complicado y me da paja hacer de todo. No sé que chucha me pasa, no me mueve lo que estudio, siendo que me apasiona un montón. Estoy terrible pajera, me da paja levantarme temprano, me da paja leer algunas weás de la U que opino que no sirven de ná, porque son del año 500 y los tiempos hasta ahora han cambiado...

No sé, la mejor escuela es la calle, el consejo del viejo y los errores de uno... creo que esa es la manera más efectiva de aprender. Sentarse a oir a un weón que sacó el título a costa de puros 4 y pasó ramos por pasar, da pena... no sé, dan ganas de mandar todo a la chuña.

Ojalá se me pase pronto, porque estoy gastando cualquier plata en esa weá de U, (también privada como la vuestra querido) y no pasa ná', andar regalándosela o botándola así nada más...

Deseo de todo corazón, que tus cosas se arreglen Gus, en serio, me da lata que estés mal y me afecta también.

Weás raras, sé que estas súper lejos de mí... pero tu problema me llega.

Cuidate y también le mando nuestros clásicos besos bien jugoseados en el poto.

Chauchera!

* ROCKERILLA * dijo...

Tus palabras siempre me hacen sentir bien.

Eres la raja Gustavo y te lo seguiré diciendo hasta el día en que yo deje de existir.

Es más que notable que alguien logre entenderme tanto como tú...

Eres como el hermano que nunca tuve...

Deseo lo mejor para tí...
y waaa... 23 años esperando a la mujer de tu vida, deja marcando ocupado...

Aún sigo pensando en ello, y no lo veo como una larga espera que cansa y aburre, sino como una aventura extraordinaria de la cual sacas buenas y lindas experiencias...

Cuidate querido...
yo también quiero agarrarte las nalgas...
así que de aquí te las agarro, junto con tus bolas y te mando hartos besos pa' la diuca...

Saludos
y harta mierda compadre!

Gala y Dolar dijo...

Guau,muy interesante todo,estoy aprendiendo mucho de los Chilenos.
:)